La próstata es una glándula sexual masculina situada en la base de la vejiga y alrededor de la uretra, que segrega un líquido blanquecino y viscoso que, al unirse a los espermatozoides producidos por los testículos, constituye el semen.

Se refiere a un conflicto masculino que tiene relación con la sexualidad y la reproducción y que se corresponde con el conflicto de útero en las mujeres porque a nivel embriológico el útero y la próstata son iguales.
Si en el embrión hay hormonas de testosterona se va a desarrollar la próstata y si hay estrógenos. se va a desarrollar el útero.

Hay varios conflictos que expresan un problema en la próstata, en función de la intensidad de los síntomas, puede estar relacionado con alguno de los siguientes resentires:

Principio de potencia masculino:
Tiene que ver con la sensación de «no poder», se sentirse impotente.
«quiero hacer el acto sexual, pero no puedo»

Sexualidad fuera de las normas:
Hay algo a nivel sexual que no está en su sitio, que está fuera de lo que uno considera normal y puede que también exista un matiz de sentir que hay algo sucio sexualmente. En este caso pueden tener un papel muy importante las creencias de cada uno, los valores familiares, culturales y religiosos sobre la sexualidad.
«hay mucha diferencia de edad en la pareja»
«no voy a ser capaz, no puedo satisfacerla»
«tengo que estar a la altura de esta mujer»

Família fuera de lo común: 
Para todas las personas es algo natural, que no tenemos que pensar, el hecho de favorecer la perpetuación de la especie a través de nuestros descendientes y en este sentido la próstata también expresa el conflicto de la preocupación por la continuidad de la especie a nivel arcaico.
«quiero nietos y mis hijos no tienen hijos»
«tengo que proteger a mis hijos/nietos de una situación dramática: accidente, enfermedad o muerte…»