Todos los estudios coinciden en señalar que el número de personas que sufren problemas de alergia no para de aumentar, así que vamos a intentar comprender con qué tienen que ver las alergias en biodescodificación.

El 90% de las alergias son coyunturales, es decir que el bioshock se produce durante nuestra vida, son situaciones que nos ocuuren poco antes de empezar a notar los síntomas. Y luego tenemos un 10% de alergias que son estructurales, es decir que tienen relación con nuestra infancia, la historia familiar, el proyecto sentido, el transgeneracional…

Cuando tenemos una alergia en una zona concreta el conflicto es localizado y podemos ayudarnos también del significado en biodescodificación de esa zona o de ese síntoma en concreto, en cambio cuando la reacción es generalizada y afecta a todo el cuerpo, significa que el conflicto toca a todo mi ser.

Es muy importante entender que la alergia se desarrolla en 2 fases:
La primera fase es muda, es el momento en el que se programa, hay un shock, algo que hace que el estrés supere el Límite Superior Tolerable (LST). En esta fase hay un alérgeno que es analizado por el sistema inmunológico, pero no pasa nada, en esta fase solo identificamos que hay una agresión.
La segunda fase es ruidosa, aparece la alergia con todos los síntomas clínicos y el objetivo es evitar una segunda agresión. En esta fase, entramos en contacto con algo un raíl de la 1a fase y nuestro cerebro, para evitar la misma sensación de peligro, pone en marcha todos los síntomas de la alergia.

Cada uno tiene su propio LST  (Límite Superior Tolerable) y cuando se supera este límite significa que hay peligro. A nivel biológico, cuando hay peligro nuestra sensibilidad aumenta y empezamos a registrar a través de los 5 sentidos todo lo que podemos para que no nos volvamos a encontrar con esta situación más tarde y lo guardamos todo en el mismo archivo de la memoria.

alergia

Esto está relacionado con el concepto de raíl que es muy importante para entender las alergias. En PNL se llama anclaje y es un fenómeno natural y biológico en el que asociamos un elemento exterior con una emoción interior. Por ejemplo, una música o un olor, puede hacernos recordar un acontecimiento concreto de nuestra vida, ya sea de manera consciente o reviviendo el evento inconscientemente, sintiendo la emoción.

Los raíles pueden ser visuales, auditivos, gustativos, olfativos, de contacto y de pensamiento. Un solo elemento del entorno es suficiente para volver a recordar todo el biochoque, porque en este momento se memoriza todo junto, en la misma carpeta.

Un ejemplo: Una pareja están paseando por un parque un día soleado de primavera (raíles), se sientan en un banco y ella le dice “te tengo que decir una cosa: lo siento mucho, pero ya no te quiero”, el no se lo esperaba (bioshock) y a partir de aquí se separan (drama). Los dos siguen con su vida, él se recupera, empieza otra relación de pareja muy satisfactoria y cuando llega la primavera del año siguiente… él empieza a tener síntomas de alergia y empieza la fase ruidosa.

Aquí el polen que estaba en el aire el día de primavera en que la pareja estaban paseando actúa como raíl y además el polen, como veremos detalladamente cuando hablemos de las alergias olfativas tiene que ver con temas de amor y  sexo. Lo interesante es que si esto hubiera pasado en otra situación, por ejemplo en un restaurante comiendo marisco, el raíl podría haber sido el marisco y se hubiera disparado en otra situación en la que volviera a comer marisco después de la separación.

Y insisto una vez más en que no porque vivamos dramas en nuestras vidas, desarrollamos necesariamente enfermedades… solo aquellos dramas que por lo que sea no podemos expresar o no podemos gestionar porque nos resultan demasiado dolorosos, pueden provocar que el cuerpo encuentre la forma de expresarlos.

Tengo una paciente a la que su novio le confesó que se había acostado con otra un día de primavera, ella conocía bien la biodescodificación y me dijo: “si la primavera que viene tengo alergia, ya sabemos de donde viene”, lo estuvimos trabajando y la alergia nunca apareció porque no hizo falta. Así que los acontecimientos dramáticos no son condenas, al contrario, son oportunidades para tomar conciencia, asumir, resolver o aceptar algo que necesitamos aprender y si lo hacemos, la enfermedad no aparece! A esta actitud yo le llamo hacer biodescodificación preventiva.

Todos somos potencialmente alérgicos porque el alérgeno es únicamente un testigo de la situación problemática, aunque hay algunas alergias que tienen tendencia a activarse con unos alérgenos específicos que tienen un sentido simbólico.

No os perdáis los próximos posts de alergias alimentarias, alergias cutáneas y alergias olfativas con el sentido de muchas alergias!